"En algún lugar de la biblioteca hay una página que ha sido escrita para nosotros." (ALBERTO MANGUEL)

lunes, 20 de febrero de 2012

CARTA A BRUNO

Hola, Bruno: te escribo desde la Tierra. Espero que descanses en paz. Estamos en Berlín, en nuestra casa de toda la vida, donde a ti te hubiera gustado estar desde que nos mudamos a Auswichtz. Te echamos mucho de menos, desde que nos dejaste hace veinte años. También echamos mucho de menos a tu padre, al que ejecutaron con todos sus soldados, unos meses después de tu muerte. No debería haberle dejado a tu padre que nos llevara a Auswichtz, desde que nos mudamos no dejaron de pasar cosas malas y tu hermana y tú visteis lo malo que era el trabajo de tu padre. Las cosas tan terribles que les hacían a aquellas personas, no me explico por qué mataban a tantos judíos, tampoco me explico por qué pasaste esa valla que limitaba el campo de concentración... No deberíamos habernos mudado, esa casa no era un hogar para nadie y menos para unos niños tan pequeños como vosotros. Bueno, Bruno, espero que allí donde estés te encuentres bien y pienses en mí, en tu hermana y en tus amigos de aquí de Berlín. Adiós, hijo mío.

Tu madre.




ÓSCAR CANTADOR PAVÓN, 3ºE