"En algún lugar de la biblioteca hay una página que ha sido escrita para nosotros." (ALBERTO MANGUEL)

miércoles, 22 de diciembre de 2010

¡FELICES LECTURAS NAVIDEÑAS!


Como siempre, BIBLORANCA desea a todos sus colaboradores, lectores, simpatizantes..., y al mundo entero en general, unas felices vacaciones y un magnífico año 2011. Saludamos muy especialmente a quienes con tanto entusiasmo están participando en nuestra primera edición del concurso "Los siete magníficos": algunos de esos títulos han servido para decorar este año nuestro particular árbol de Navidad.
¡Felices lecturas a todos! Nos reencontramos en enero.

martes, 21 de diciembre de 2010

NUESTROS MAGNÍFICOS


ADRIÁN RAMÍREZ BARRIO

ANDREA CARRIZOSA SERRANO
ÁNGEL LÓPEZ GONZÁLEZ
ARTURO HERRERO HERNÁNDEZ
AUDA LÓPEZ
CARMEN CRIADO BONELLI
JAIME RODRÍGUEZ AGUDO
JOSÉ Mª VELA SUÁREZ
LAURA LÓPEZ SÁNCHEZ
LUCÍA FERNÁNDEZ DE SEVILLA
LUIS ALBERTO HINOSTROZA PÉREZ
MIRIAM MERINO VILLÉN
NATALIA GARCÍA LÓPEZ
NATALIA VIDAL DE LA PEÑA
NOELIA HIDALGO CALLEJÓN
ROCÍO VAQUERO PÉREZ
RUBÉN GARRIDO CABEZAS


Finaliza el primer trimestre y, con él, el año. Nos vamos de vacaciones (creo que merecidas) y es el momento de hacer balance en nuestro concurso de lectura LOS 7 MAGNÍFICOS. Pues ahí los tenéis: ellos son, de momento, nuestros magníficos lectores del año. En total, 17 participantes y 38 reseñas recibidas. Entre las preferencias de nuestros concursantes, destacamos (¡cómo no!) la saga de Crepúsculo y los libros de Laura Gallego, Roald Dhal y Jordi Sierra i Fabra, entre otros.
A todos, enhorabuena, muchas gracias por vuestra participación, ánimo y a seguir leyendo.

jueves, 16 de diciembre de 2010

HOMENAJE A LA GENERACIÓN DEL 27


Hoy se celebra el aniversario de la Generación del 27, que tuvo lugar hace 83 años. Los poetas de aquel grupo aprovecharon el tercer centenario de la muerte de Góngora para reivindicar su poesía.
Toni Solano ha propuesto a la blogosfera participar en esta celebración. Nos sumamos al homenaje con un poema de Vicente Aleixandre, quizá el más injustamente olvidado de aquellos jóvenes de 1927.







ADOLESCENCIA

Vinieras y te fueras dulcemente,
de otro camino
a otro camino. Verte,
y ya otra vez no verte.
Pasar por un puente a otro puente.
-El pie breve,
la luz vencida alegre-.

Muchacho que sería yo mirando
aguas abajo la corriente,
y en el espejo tu pasaje
fluir, desvanecerse.

VICENTE ALEIXANDRE

lunes, 13 de diciembre de 2010

ENRIQUE MORENTE, IN MEMORIAM




CIUDAD SIN SUEÑO


No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.

No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.

Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aun andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!

Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.



FEDERICO GARCÍA LORCA: Poeta en Nueva York.

CANCIÓN POPULAR Y POESÍA

Nuestro compañero Javier Verdión Castro (lo recordaréis porque estuvo con nosotros casi todo el curso pasado) acaba de publicar en la revista Espéculo un interesantísimo artículo en el que analiza la estrecha relación que existe entre esas canciones que tanto nos gusta escuchar y la poesía lírica. El texto se titula "La canción popular moderna en español: rasgos de literariedad" y podéis acceder a él pinchando en la imagen. Para nosotros es una satisfacción poder ofrecéroslo y una enorme alegría volver a contar en este blog con una aportación de Javi, como si nunca se hubiese ido.


domingo, 12 de diciembre de 2010

DOMINGOS POR LA TARDE



A veces las infancias escapan de sí mismas
y corren por la lluvia como en fuera de juego
sin oír las sirenas de los árbitros.

Es verdad que son mares en un vaso de agua,
pero hay olas que tienen esa espuma
de las alineaciones,
paraísos que aguardan los despachos
del último minuto
o días que amanecen
con la tranquilidad de un tres a cero,
de un cinco a cero en punto de la tarde.

Por lo demás también hay labios
en el extremo izquierdo del domingo,
lesiones en las dudas del mañana,
pasados que regresan
igual que una llamada de teléfono.
- ¿Y lo de ayer? Sonríe la memoria
cuando parece amiga del equipo contrario.


Las verdades del área,
con sus rayas de fría matemática,
son ardientes amores de ficción
en manos de un penalti.

Por eso saben mucho
de la felicidad y la belleza.

No conviene que demos a estas cosas
un valor excesivo.
Son noventa minutos en un vaso de agua.
Pero a mí me han quitado muchas veces la sed.



LUIS GARCÍA MONTERO, Vista cansada, Visor, Madrid, 2008

miércoles, 8 de diciembre de 2010

DISCURSO DEL NOBEL DE LITERATURA

Elogio de la lectura y la ficción

Aprendí a leer a los cinco años, en la clase del hermano Justiniano, en el Colegio de la Salle, en Cochabamba (Bolivia). Es la cosa más importante que me ha pasado en la vida. Casi setenta años después recuerdo con nitidez cómo esa magia, traducir las palabras de los libros en imágenes, enriqueció mi vida, rompiendo las barreras del tiempo y del espacio y permitiéndome viajar con el capitán Nemo veinte mil leguas de viaje submarino, luchar junto a d'Artagnan, Athos, Portos y Aramís contra las intrigas que amenazan a la Reina en los tiempos del sinuoso Richelieu, o arrastrarme por las entrañas de París, convertido en Jean Valjean, con el cuerpo inerte de Marius a cuestas.

La lectura convertía el sueño en vida y la vida en sueño y ponía al alcance del pedacito de hombre que era yo el universo de la literatura. Mi madre me contó que las primeras cosas que escribí fueron continuaciones de las historias que leía pues me apenaba que se terminaran o quería enmendarles el final. Y acaso sea eso lo que me he pasado la vida haciendo sin saberlo: prolongando en el tiempo, mientras crecía, maduraba y envejecía, las historias que llenaron mi infancia de exaltación y de aventuras.

Me gustaría que mi madre estuviera aquí, ella que solía emocionarse y llorar leyendo los poemas de Amado Nervo y de Pablo Neruda, y también el abuelo Pedro, de gran nariz y calva reluciente, que celebraba mis versos, y el tío Lucho que tanto me animó a volcarme en cuerpo y alma aescribir aunque la literatura, en aquel tiempo y lugar, alimentara tan mal a sus cultores. Toda la vida he tenido a mi lado gentes así, que me querían y alentaban, y me contagiaban su fe cuando dudaba. Gracias a ellos y, sin duda, también, a mi terquedad y algo de suerte, he podido dedicar buena parte de mi tiempo a esta pasión, vicio y maravilla que es escribir, crear una vida paralela donde refugiarnos contra la adversidad, que vuelve natural lo extraordinario y extraordinario lo natural, disipa el caos, embellece lo feo, eterniza el instante y torna la muerte un espectáculo pasajero.

Seguir leyendo el discurso



MARIO VARGAS LLOSA

jueves, 2 de diciembre de 2010

OCHO HISTORIAS DE AMOR

Los alumnos de Segundo de Bachillerato que cursan la asignatura optativa de LITERATURA UNIVERSAL han trabajado los dos primeros temas del programa oficial (las literaturas antigua y medieval) elaborando un estudio sobre ocho parejas, ocho historias de amor, que han pasado a la historia de la cultura occidental y han influido notablemente en obras posteriores. Es el prólogo que hemos querido poner a la lectura y comentario de la historia de amor más universal: Romeo y Julieta, de William Shakespeare.En general, lo han hecho bastante bien. Y, para muestra, basta un botón. Aquí tenéis la versión más completa y de formato más atractivo: la de AMANDA RUIZ MONTÉS, alumna de 2ºB, a la que felicitamos desde aquí y agradecemos su colaboración. Esperamos que disfrutéis de la presentación y os animéis a conocer algo más de las literaturas de tiempos pasados.

 
 

martes, 30 de noviembre de 2010

VISITAMOS LA CAPILLA SIXTINA

Mirad qué maravilla: la Capilla Sixtina al alcance de un clic. Pinchad en la imagen para realizar una increíble visita virtual a este extraordinario recinto.




Cuando abra completamente la imagen podéis hacer clic con el ratón sobre la imagen hacia derecha, izquierda, arriba y abajo. Con la rueda del ratón podéis acercar o alejar la imagen. Al parecer, tardaron unos tres años en crear esta presentación. Disfrutadla.

Pero no queremos desaprovechar la oportunidad de regalaros un soneto del autor de esta maravilla, ese gran hombre del Renacimiento (arquitecto, escultor, pintor y, además, poeta) que fue Miguel Ángel Buonarroti.


No tiene el gran artista ni un concepto
que el mármol en sí no circunscriba
en su exceso, mas solo a tal arriba
la mano que obedece al intelecto.
El mal que huyo y el bien que prometo,
en ti, señora hermosa, divina, altiva,
igual se esconde; y porque más no viva,
contrario tengo el arte al deseado efecto.
No tiene, pues, Amor ni tu belleza
o dureza o fortuna o gran desvío
la culpa de mi mal, destino o suerte;
si en tu corazón muerte y piedad

llevas al tiempo, el bajo ingenio mío
no sabe, ardiendo, sino sacar de ahí muerte.

lunes, 29 de noviembre de 2010

AL MAL TIEMPO...

Ahí los tenemos, plantando cara a las inclemencias de un día de perros. Como estaba previsto, los alumnos de 4ºB han recorrido los lugares que retrató don Benito Pérez Galdós en su novela Miau. A juzgar por sus rostros, el viajecito a Madrid y el paseo bajo la nevada les ha merecido mucho la pena. Si queréis información de primera mano, no tenéis más que pinchar en la foto.

viernes, 26 de noviembre de 2010

EL MADRID DE GALDÓS

Queridos compañeros y alumnos de cuarto de la ESO que tenéis el privilegio de acudir el próximo lunes a una visita guiada por el Madrid de Miau: la biblioteca os regala esta versión digital de la guía del Madrid galdosiano realizada por Miguel García-Posada y publicada por la Comunidad. Para que vayáis abriendo boca y echéis un vistazo durante el fin de semana. ¡Qué envidia me dais!



jueves, 25 de noviembre de 2010

CONTRA LA VIOLENCIA DOMÉSTICA



LIBRE TE QUIERO


Libre te quiero,
como arroyo que brinca
de peña en peña.
Pero no mía.

Grande te quiero,
como monte preñado
de primavera.
Pero no mía.

Buena te quiero,
como pan que no sabe
su masa buena.
Pero no mía.

Alta te quiero,
como chopo que al cielo
se despereza.
Pero no mía.

Blanca te quiero,
como flor de azahares
sobre la tierra.
Pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.




miércoles, 24 de noviembre de 2010

UNA ADOLESCENTE DE 85 AÑOS

PROCEDENCIA DE LA IMAGEN

Esta "chavala" que veis en la foto escibió su primer relato (ilustrado por ella misma) a los cinco años y su primera novela (Pequeño teatro) a los diecisiete. Tiene casi ochenta y cinco y nunca ha dejado de aferrarse a su gran pasión por la literatura con la misma dedicación y energía de aquellos primeros tiempos: Los Abel, Fiesta al Noroeste, Los niños tontos, Primera memoria, Olvidado Rey Gudú, Paraíso inhabitado...
Iba siendo hora de que se reconocieran oficialmente los méritos de una escritora de la talla de Ana María Matute y ese reconocimiento ha llegado hoy, al fin, en forma de Premio Cervantes, el galardón más importante de nuestras letras. Perteneciente a la llamada "generación de los niños de la guerra" (tenía diez años cuando estalló la Guerra Civil Española), siempre ha llenado sus relatos de niños y adolescentes (o de seres forjados por la imaginación infantil) que proyectan sobre la realidad unos ojos asombrados.
Yo, de pequeña, quería ser Ana María Matute. Aunque sólo sea por eso, me considero de enhorabuena.


UNA CASA (DES)ENCANTADA



Es imposible pasar por Astorga, amar la literatura, y no apresurarse a recorrer la calle del poeta Leopoldo Panero para buscar esta casa y detenerse un momento ante su decadencia y sucumbir a su extraño magnetismo. Esa verja enmohecida, esas ventanas desvencijadas, esa pequeña selva que un día fue jardín romántico, ese aire de fantasmal abandono..., parecen estar ahí para dar testimonio de una historia mítica: la del ocaso de unos dioses con pies de barro. Se trata, efectivamente, de la casa que sirvió de escenario a El desencanto, aquella película memorable que tanto contribuyó a forjar la leyenda de
una familia, los Panero, erigida desde entonces en sórdida metáfora de un país y una época: la España de la Transición. Hoy la casa está en obras. Al parecer, el Ayuntamiento se ha hecho cargo de su restauración para convertirla en un centro de poesía. Es justo. Sin embargo, la idea no puede dejar de producirme una sensación agridulce: la reforma, inevitablemente, la despojará de ese halo misterioso que la envuelve desde hace tantos años. Acaso debiera permanecer como está: vencida, arrasada por el paso del tiempo, invadida por la maleza, los pájaros y los recuerdos.


lunes, 22 de noviembre de 2010

jueves, 18 de noviembre de 2010

CÁNTICO DOLOROSO AL CUBO DE LA BASURA

He aquí el segundo reto que debéis afrontar los participantes en nuestro MARATÓN DE VERSOS. ¡Menudo pedazo de soneto! ¿No os decía yo que la poesía está en todas partes? Pues venga, ánimo y a recitar.

Tu curva humilde, forma silenciosa,
le pone un triste anillo a la basura.
En ti se hizo redonda la ternura,
se hizo redonda, suave y dolorosa.

Cada cosa que encierras, cada cosa
tuvo esplendor, acaso hasta hermosura.
Aquí de una naranja se aventura
la herida piel silente y penumbrosa.

Aquí de una manzana verde y fría
un resto llora zumo delicado
entre un polvo que nubla su agonía.

Oh, viejo cubo sucio y resignado,
desde tu corazón la pena envía
el llanto de lo humilde y lo olvidado.

Rafael Morales, Canción sobre el asfalto, 1945-1953

miércoles, 17 de noviembre de 2010

CREPÚSCULO, de Stephenie Meyer

Me gustaría recomendar a todas las personas que se animen a leer la SAGA CREPÚSCULO porque es una serie de novela en la que los personajes protagonistas se enamoran mediante señales en las que ella puede descifrar todo lo que él esconde: su identidad, su familia, los secretos mejor guardados y los años de vida.

En la primera novela de la saga, Crepúsculo, Bella se muda y pasa más tiempo con su padre, pero a raíz de esto van sucediendo cosas extrañas y muy malas, pero tiene escenas que son buenas con Edward Cullen.

Ya de la segunda novela de la saga, Luna Nueva, podría deciros que suceden cosas comunes, pero hay un hecho que ocurre y pone en peligro a la familia Cullen, a Jacob y a ella misma.

Como por supuesto, la tercera novela, Eclipse, se basa en un montón de entusiasmo por parte de los dos. Hay una guerra que convierte a Bella en la presa de Victoria, de otro clan .

Y, por último, recomiendo la cuarta novela, Amanecer, donde se desvelan todos los secretos y confines de la familia Cullen, y viven felices y comen … ¡¡ANIMALES!!

Mi opinión es que es una saga preciosa, de mucho misterio e intriga y resulta que me encanta y me gustaría que OPINASEN cada uno como quieran ellos y que juzguen.


NOELIA ORTIZ POLO, 3ºG

martes, 16 de noviembre de 2010

UN POEMA PARA CADA DÍA


Nuestra compañera Beatriz Sierra está empeñada en que sus alumnos de 4º de la ESO acaben el curso como avezados epecialistas en poesía contemporánea. No nos cabe la más mínima duda de que lo conseguirá. A la vista del listado que propone, una no sabe con qué poeta quedarse. Yo me apunto a todos y me reservo uno para cada día.



lunes, 15 de noviembre de 2010

PREMIO PARA GUARDIOLA

Nos hemos enterado de la noticia a través de nuestros amigos de la BIBLIOTECA SARMIENTO. Al parecer, la semana pasada se celebró la "Nit de l'edició", cita anual en la que el Gremio de Editores de Cataluña entrega los premios Atlántida que reconocen a personas y medios de comunicación su labor en el fomento de la lectura. El premio especial de esta edición correspondió a Josep Guardiola, entrenador del F.C. Barcelona, por contribuir a fomentar el hábito de la lectura entre la sociedad.

"Un buen libro es uno de los placeres de la vida, algunas ideas que extraigo de lecturas las aplico a nivel personal o las paso a mi trabajo para dar mensajes a los jugadores", ha declarado Josep Guardiola.

Es un hecho muy conocido en la sociedad catalana la afición del técnico a la lectura. Ya cuando era jugador se destacaba el que leyera libros durante las concentraciones previas a los partidos, e incluso su labor pedagógica animando a leer a sus compañeros. Conocida es también su amistad con el cantante Lluis Llach y con el poeta Miquel Martí i Pol, un gran barcelonista que le dedicó su última obra, el Llibre de les solituds.
Guardiola ha convertido uno de los versos de Martí i Pol en el lema de su tarea al frente del F.C. Barcelona: “Tot está per fer, i tot és possible” (
Todo está por hacer y todo es posible). Creo que es oportuno recordar hoy aquí el poema donde aparece esa premonitoria frase:


ARA MATEIX

Ara mateix enfilo aquesta agulla
amb el fil d’un propòsit que no dic
i em poso a apedaçar. Cap dels prodigis
que anunciaven taumaturgs insignes
no s’ha complert, i els anys passen de pressa.
De res a poc, i sempre amb vent de cara,
quin llarg camí d’angoixa i de silencis.
I som on som; més val saber-ho i dir-ho
i assentar els peus en terra i proclamar-nos
hereus d’un temps de dubtes i renúncies
en què els sorolls ofeguen les paraules
i amb molts miralls mig estrafem la vida.
De res no ens val l’enyor o la complanta,
ni el toc de displicent malenconia
que ens posem per jersei o per corbata
quan sortim al carrer. Tenim a penes
el que tenim i prou: l’espai d’història
concreta que ens pertoca, i un minúscul
territori per viure-la. Posem-nos
dempeus altra vegada i que se senti
la veu de tots solemnement i clara.
Cridem qui som i que tothom ho escolti.
I en acabat, que cadascú es vesteixi
com bonament li plagui, i via fora!,
que tot està per fer i tot és possible.


Traducción:


AHORA MISMO

Ahora mismo enhebro esta aguja
con el hilo de un propósito que no digo
y me pongo a remendar. Ninguno de los prodigios
que anunciaban taumaturgos insignes
se ha cumplido, y los años pasan de prisa.
De nada a poco, y siempre con el viento de cara,
qué largo camino de angustia y de silencios.
Y estamos donde estamos, más vale saberlo y decirlo
y asentar los pies en la tierra y proclamarnos
herederos de un tiempo de dudas y de renuncias
en que los ruidos ahogan las palabras
y con muchos espejos medio enmascaramos la vida.
De nada nos vale la añoranza o la queja,
ni el toque de displicente melancolía
que nos ponemos por jersey o corbata
cuando salimos a la calle. Tenemos apenas
lo que tenemos y basta: el espacio de historia
concreta que nos corresponde, y un minúsculo
terrirorio para vivirla. Pongámonos
de pie otra vez y que se sienta
la voz de todos solemne y claramente.
Gritemos quién somos y que todos lo oigan.
Y al acabar, que cada uno se vista
como buenamente le apetezca, y ¡adelante!
que todo está por hacer y todo es posible.



jueves, 11 de noviembre de 2010

ORY

Carlos Edmundo de Ory, ese señor tan simpático de cuya mano hemos aprendido a jugar con la poesía en nuestra sección "EL JUEGO DE HACER VERSOS", no cantará ya más. Ha fallecido hoy, en su casa de Francia, a los 87 años de edad. Pero lo último que vamos a hacer aquí es ponernos tristes, porque ese sería un pobre homenaje para un hombre como él. Así que vamos a recordarlo con una sonrisa y con uno de sus últimos poemas, "Tótum revolútum", en la versión musical de Fernando Polavieja incluida en el discolibro El desenterrador de vivos.






Tótum revolútum

No soy más que un escobero
Un guardajoyas cualquiera
Un pisaúvas un matón
No soy más que un angelote

Soy en esta tierra un pillo
de siete suelas un títere
un tiesto un encapuchado
un fresco que toma el fresco

Soy un doliente arlequín
y un guardagujas nocturno
un tonto de capirote
un maestrescuela excomulgado

Además soy ¡qué sé yo!
Un cachivache eterno
Un violín en la cocina
Un palillo en el desierto
Una vela encendida en una roca
Una regadera en el mar
¡Y un andaluz en un andén!

LA VIDA SILENCIOSA

Escribo porque sé que lo que veo no es sólo lo que veo. O porque no me basta con mirarlo: necesito percibirlo hondamente, digerirlo; y "lo que veo" me incluye a mí misma, un "mí misma" diluido, porque en el acto de escribir soy todos y soy nadie, soy, sólo, materia humana pensante, sintiente, imaginante. Escribo porque leí. Leí y leo por lo mismo, porque no me conformo. Porque supe, por un azar que me bendijo en la edad de la mayor inteligencia, la del adolescente, en esos años del milagro y la dicha, de la pena insondable, de la mirada más larga de la vida, que había más, que podía haber más, y que no quería conformarme con un mundo sin versos, sin relatos, sin escritores, sin libros. De Los cinco y Las mellizas a Hemingway, Galdós, Kafka, Borges, García Márquez, Henry James, Dostoievski, Ray Bradbury... De Neruda y Rosalía a Aleixandre y Vallejo, Baudelaire, Valéry, Pessoa, Montale, Marina Sivietáieva... De las lecturas obligatorias del colegio (aquellos galimatías de La Celestina, de Góngora y del propio Cervantes, que me dieron tanto sin saberlo), a las secretas y libérrimas de las siestas de verano, que se mezclaban delirantes con el silencioso sueño de las habitaciones. De la biblioteca del instituto a la de la Facultad. De los primeros cuentos de propiedad indiscutible a la necesidad de instalar una librería en mi cuarto e ir viendo poco a poco decrecer el vacío de los estantes. Es cierto, más que cierto: lo que vale para uno no vale para todos; pero los libros sí: sentimiento, pensamiento, imaginación. Por estos tres caminos podemos perdernos, y en ellos podemos hallarnos todos. Por ellos han transitado quienes no se han conformado y se han puesto ante el papel y han hecho -por placer y a veces bien a su pesar- aquello que decía Rilke: "He hecho algo contra el miedo: he permanecido sentado toda la noche y he escrito". Para ellos. Para nadie. Para todos. Los libros salvan de la vida y llevan a ella: la ensanchan, la ponen en entredicho, la someten a terribles interrogatorios, le dan un puntapié para llevarte a otra, a otras. Salvan, también, de la muerte, porque se alzan y existen contra ella -a veces, simplemente, constatándola-, porque la afrontan. Si entonces, cuando era mucho más pequeña, ejercía inconscientemente con mi amor por los libros una labor constante de rebeldía, ahora, años después, leer me parece un acto de rebeldía aún mayor. El lector me parece un héroe contemporáneo, quizá el más auténtico, al menos en esta sociedad acomodada de occidente. Y eso quiere decir mucho en un mundo que tiende y obliga a la grisura del pensamiento y de la acción, a la despersonalización, a matar las voces para hacer oír sólo una: la del poder, que es la del dinero, es decir, la de la sinrazón y al cabo, tantas veces, la de la barbarie. En medio de este espacio estrecho y ciego el libro sigue siendo un lugar para la voz única y sola de un hombre solo consigo mismo, con el espejo-interlocutor de un texto escrito por otro hombre más o menos igual a él hace... veinte siglos, o diez años. Es un terreno para la soledad, para la reflexión, para el apartamiento, para el silencio lleno, cosas todas éstas que no sólo no están "de moda", sino de las que se huye como si fueran "la bicha", cuando todos sabemos que el diablo está en otra parte: en todo lo que promueve el ruido, la ausencia de crítica, la negación de uno mismo. En el libro de Rilke citado antes, ese poeta tan enigmático comienza así una "crónica" de su visita a la Biblioteca Nacional de París cuando vivía allí, desharrapado y en lucha durísima con la escritura: "Estoy sentado, leyendo a un poeta. Hay muchas personas en la sala, pero no se las oye. Están en sus libros. A veces se mueven entre las hojas, como hombres que duermen y se dan vuelta entre dos sueños. ¡Ah, qué bien se está entre hombres que leen!" Yo voy de vez en cuando a la Biblioteca Nacional y también a la de mi barrio para sentir algo parecido. Allí están, entre libros. En un "estar" distinto a todas las actividades humanas que conozco: un estar no estando porque están en otro lugar. En otro lugar. Y allí están los libros. Esperando. Tal vez sea ésa la virtud más práctica de la vida silenciosa de los libros: su infinita capacidad de espera. Resisten sin reproches nuestro olvido y nuestra indiferencia y se abren generosos cuando decidimos detenernos en ellos. Podemos despreciar tranquilamente todos aquellos que no nos dicen nada: sólo algunos están hechos muy especialmente para cada uno de nosotros (los demás, qué importa: para otros lectores; para ellos... o para nadie). Podemos volver al cabo de los años a aquél que no nos dijo nada entonces: de pronto descubrimos que no era para ese tiempo nuestro, sino para éste, y el libro se regala y la fusión es completa. Podemos empezar tarde a leer: de adultos o de viejos. Pasar años sin ser capaces de "robarle" tiempo a la vida para leer cuando, en realidad, a menudo es una vida absurda la que nos roba tiempo para la vida siempre de verdad de los libros. No importa. No hay prisa. Ellos palpitan secretamente, tranquilos. Esperan. Qué curioso. Hoy, cuando escribo esto, me he despertado con una pesadilla: anoche me dormí en compañía de las primeras páginas -de una ironía deliciosa- de Moby Dick, disfrutando de una de esas lecturas que son grandes cuentas pendientes que uno puede ir saldando con calma. El sueño retomaba el libro por donde lo había dejado, y al abrirlo encontraba un gran socavón en el centro del ejemplar: parecía haber sido devorado durante la noche por polillas de ésas que se alimentan de papel y palabras. La visión era desoladora: tenía entre mis manos un cadáver descompuesto. Sólo habían quedado indemnes las primeras páginas y las últimas; el resto de la novela, lo que iba a ser mi placer durante días, un vacío carcomido irreemplazable. La sensación desagradable del mal sueño me ha hecho abrir los ojos. He buscado mi Moby Dick, al lado de la cama. Estaba allí. Completo. Vivo. Esperándome.

martes, 9 de noviembre de 2010

NO TE SALVES



Este poema de Mario Benedetti es el primer reto al que os tenéis que enfrentar los participantes en nuestro maratón de versos. Cada cual tiene su forma de transmitir la poesía. Y si no, que se lo pregunten al propio Benedetti, a Darío Grandinetti, a Eusebio Poncela, a Fulano de Tal, a Miguel Ángel Solá y a Adriana Varela. Echad un vistazo a esto, a ver si os ayuda a encontrar vuestra propia manera
:







lunes, 8 de noviembre de 2010

MARATÓN DE VERSOS

¿Qué es poesía?, decís mientras claváis vuestras jóvenes pupilas en nuestras pupilas fatigadas. ¿Qué es poesía? ¿Y vosotros nos lo preguntáis? ¡La poesía sois vosotros!
En Loranca nos hemos propuesto un nuevo reto: que le perdáis el miedo a la poesía, un género literario que está más unido a vuestra esencia de lo que pensáis. La poesía no es algo antiguo, ajado y polvoriento. No es cosa de viejos, sino todo lo contrario. No es cosa de aburridos, ni mucho menos. No tiene que ser oscura y difícil, sino luminosa y elemental. Ah, y está en todas partes. Mirad bien a vuestro alrededor y la descubriréis en los lugares más insospechados: en una mirada, en un beso, en un balón de fútbol, en el desayuno, en un perro callejero... y hasta en el cubo de la basura. En todas partes. Porque la poesía es la vida misma.
Empezaréis por conocer a los poetas y aprender algunos de sus versos. Más adelante, quién sabe, a lo mejor (seguro que sí, no seáis tímidos) hay algún poeta escondido entre vosotros. Nuestra querida compañera (y, por ende, jefa) del Departamento de Lengua Castellana, Ana Calderón, es la autora tanto de la idea como de la presentación donde os podéis informar de las bases del concurso. ¡Que empiece la maratón!

jueves, 4 de noviembre de 2010

INIESTA FOMENTA LA LECTURA

La Consejería de Educación, Ciencia y Cultura de Castilla-La Mancha ha fichado al flamante campeón del mundo de fútbol, Andrés Iniesta, que protagoniza una campaña de promoción de la lectura para la Red de Bibliotecas Públicas de la región.
Iniesta, cuya figura es ampliamente valorada por los ciudadanos de todas las edades (especialmente los niños y los jóvenes) ya había participado en una campaña anterior, realizada para conmemorar el Día del Libro de 2009 en Castilla-La Mancha, y en la que el jugador del Barça y de "La Roja" aparecía entre otros conocidos castellano-manchegos de los campos de la comunicación, el deporte y el espectáculo.


lunes, 1 de noviembre de 2010

NOCHE DE DIFUNTOS

En estos días en que honramos a los difuntos, la tradición pide que vayamos a ver el Tenorio o que contemos alguna historia de fantasmas o aparecidos. Este año nos hemos decidido por un clásico de nuestra literatura romántica: esa leyenda terrorífica que es "El monte de las ánimas". Os la ofrecemos en su versión original, la genuina, la de Bécquer, que podéis leer íntegramente si pincháis en el enlace. Pero también queremos dejaros esta rareza: un vídeo con la adaptación musical del texto, realizado por Hervè Alustiza, que he encontrado en nuestro blog amigo EL PAÍS DE LAS LETRAS. Gracias, Carmen.




LEE EL TEXTO COMPLETO:
"El Monte de las Ánimas"

sábado, 30 de octubre de 2010

EL CENTENARIO, POR FIN




Hoy se cumplen 100 años del nacimiento de Miguel Hernández, poeta al que hemos ido recordando en Internet con numerosas actividades. Hagamos que la Red se inunde con sus versos.



ME LLAMO BARRO

Me llamo barro aunque Miguel me llame.
Barro es mi profesión y mi destino
que mancha con su lengua cuanto lame.

Soy un triste instrumento del camino.
Soy una lengua dulcemente infame
a los pies que idolatro desplegada.

Como un nocturno buey de agua y barbecho
que quiere ser criatura idolatrada,
embisto a tus zapatos y a sus alrededores,
y hecho de alfombras y de besos hecho
tu talón que me injuria beso y siembro de flores.

Coloco relicarios de mi especie
a tu talón mordiente, a tu pisada,
y siempre a tu pisada me adelanto
para que tu impasible pie desprecie
todo el amor que hacia tu pie levanto.

Más mojado que el rostro de mi llanto,
cuando el vidrio lanar del hielo bala,
cuando el invierno tu ventana cierra
bajo a tus pies un gavilán de ala,
de ala manchada y corazón de tierra.
Bajo a tus pies un ramo derretido
de humilde miel pataleada y sola,
un despreciado corazón caído
en forma de alga y en figura de ola.

Barro en vano me invisto de amapola,
barro en vano vertiendo voy mis brazos,
barro en vano te muerdo los talones,
dándote a malheridos aletazos
sapos como convulsos corazones.

Apenas si me pisas, si me pones
la imagen de tu huella sobre encima,
se despedaza y rompe la armadura
de arrope bipartido que me ciñe la boca
en carne viva y pura,
pidiéndote a pedazos que la oprima
siempre tu pie de liebre libre y loca.

Su taciturna nata se arracima,
los sollozos agitan su arboleda
de lana cerebral bajo tu paso.
Y pasas, y se queda
incendiando su cera de invierno ante el ocaso,
mártir, alhaja y pasto de la rueda.

Harto de someterse a los puñales
circulantes del carro y la pezuña,
teme del barro un parto de animales
de corrosiva piel y vengativa uña.

Teme que el barro crezca en un momento,
teme que crezca y suba y cubra tierna,
tierna y celosamente
tu tobillo de junco, mi tormento,
teme que inunde el nardo de tu pierna
y crezca más y ascienda hasta tu frente.

Teme que se levante huracanado
del blando territorio del invierno
y estalle y truene y caiga diluviado
sobre tu sangre duramente tierno.

Teme un asalto de ofendida espuma
y teme un amoroso cataclismo.

Antes que la sequía lo consuma
el barro ha de volverte de lo mismo.




RECUERDA: EL CENTENARIO EN BIBLORANCA

jueves, 28 de octubre de 2010

POESÍA Y HIP HOP

Esta mañana, un centenar de alumnos de 3º de la ESO y cuatro de sus profesores hemos tenido la suerte de asistir a un espectáculo único en el teatro del Centro Cultural Tomás y Valiente de Fuenlabrada. Poesía y Hip Hop es un concierto muy especial, un recorrido lúdico y didáctico por la historia de la poesía española desde la Edad Media hasta la Guerra Civil. TCap Leviatán y LaMeka55 (es decir, Eloi Yebra y Críspulo Cabezas, aquellos chicos de barrio que nos enamoraron hace unos años con su trabajo en la película de Fernando León) nos hicieron pasar un rato muy agradable de la mano de El Cid Campeador, San Juan de la Cruz, Góngora y Quevedo, Jovellanos, Espronceda, Bécquer, Machado, García Lorca, Alberti y Miguel Hernández. Lo único malo es que nos ha sabido a poco, hemos echado en falta a algunos poetas muy representativos de la segunda mitad del siglo XX y hubiéramos querido más. Pero, como dijo otro clásico, "lo bueno, si breve, dos veces bueno". Así que no nos ha quedado más remedio que despedirnos de estos juglares del siglo XXI y volver a clase con mucho ritmo y un excelente sabor de boca.

miércoles, 27 de octubre de 2010

LEER TIENE PREMIO

Desde ahora, leer tiene premio en Loranca. La Biblioteca del centro, en colaboración con el Departamento de Lengua Castellana y Literatura, convoca la primera edición del concurso de lectura "LOS 7 MAGNÍFICOS". Si te gusta leer, échale un ojo a las bases y verás que es muy fácil ser un ganador. Si no te gusta, a lo mejor es que lo has probado poco; es una buena oportunidad para acercarse a los libros de otra manera. Inténtalo: tal vez te merezca la pena.




jueves, 21 de octubre de 2010

sábado, 16 de octubre de 2010

SINFONÍA INACABADA

Entre 1941 y 1942, en Issy-l'Évêque (un pueblecito del centro de Francia, ocupado por un destacamento de la Wehrmacht), la inmigrante rusa de origen judío Irène Némirovsky emprende un trabajo ambicioso al que no tendrá tiempo de poner la palabra "fin". Sueña con un libro de mil páginas compuesto como una sinfonía, pero en cinco partes, en función de los ritmos y las tonalidades. Toma como modelo la Quinta Sinfonía de Beethoven. Como es su costumbre, empieza por redactar notas sobre el trabajo en curso y las reflexiones que le inspira la situación en Francia. El 12 de junio de 1942 duda que logre acabar su obra porque ha tenido el presentimiento de que le queda poco tiempo de vida. El 13 de julio los gendarmes franceses llaman a la puerta de los Némirovsky y detienen a Irène, que inmediatamente es enviada al campo de concentración de Auschwitz, donde muere asesinada el 17 de agosto. Su marido, Michel Epstein, deportado tres meses después, corre su misma suerte. A sus dos hijas (que sobreviven escondidas, gracias a los desvelos de su niñera) sólo les queda, como recuerdo de su madre, una maleta que conservarán durante décadas. En ella se encontraba el manuscrito de Suite francesa, publicada finalmente en 2004.
Aquella sinfonía en cinco libros del proyecto inicial quedó reducida a dos: el primero, "Tempestad en junio", se compone de una serie de cuadros sobre la derrota francesa frente a Alemania en 1940; el segundo, "Dolce", relata la posterior ocupación de su territorio por parte del III Reich. I
mplacable retrato, lúcido y realista, de la sociedad francesa de su tiempo ante unos acontecimientos convulsos que la autora está viviendo en sus propias carnes, Suite francesa constituye un valioso testimonio de alguien que no llegó a conocer el final de aquel cataclismo. Emociona imaginar a Irène (que tiene como referencia al Tolstói de Guerra y paz) trabajando incansablemente, sin el menor asomo de sentimentalismo, mientras su mundo se viene abajo. Probablemente la literatura la ayudó a sobrellevar aquellos últimos momentos.
Una novela excepcional, injustamente truncada por la misma barbarie que retrata: sobria, inteligente, honesta, conmovedora, magistral, imprescindible.


martes, 12 de octubre de 2010

UN CANTO AL ROMANTICISMO


Bright Star, la última película de la directora neozelandesa Jane Campion (más conocida por El piano), es una hermosa aproximación a la vida y la obra del poeta romántico inglés John Keats, a través de la intensa historia de amor que éste vivió con la joven Fanny Brawne. Al parecer, la realizadora se basó en una biografía de Keats escrita por Andrew Motion así como en las famosas cartas que el poeta escribió a Fanny.
La acción se inicia en Londres, en 1818. Comienza entonces una relación secreta entre el joven poeta de 23 años, John Keats (Ben Whishaw), y su vecina, Fanny Brawne (Abbie Cornish), una extrovertida y elegante estudiante. La atípica pareja empieza mal, él viéndola a ella como una descarada, y ella en absoluto impresionada no ya por su poesía, sino por la literatura en general. Sin embargo, cuando Fanny descubre que Keats está cuidando de su hermano menor, gravemente enfermo, se ve conmovida y le pide entonces que le enseñe cosas sobre la poesía, a lo que él accede. La poesía se convierte así en un remedio romántico que funciona no sólo para resolver sus diferencias, sino como combustible de una apasionada historia de amor.
El título de la película parte de uno de los sonetos más célebres que Keats escribió durante su relación con Fanny Brawne:

Bright Star

Bright star, would I were steadfast as thou art -
Not in lone splendour hung aloft the night
And watching, with eternal lids apart,
Like Nature's patient, sleepless Eremite,
The moving waters at their priestlike task
Of pure ablution round earth's human shores,
Or gazing on the new soft-fallen mask
Of snow upon the mountains and the moors -
No - yet still stedfast, still unchangeable,
Pillow'd upon my fair love's ripening breast,
To feel for ever its soft fall and swell,
Awake for ever in a sweet unrest,
Still, still to hear her tender-taken breath,
And so live ever - or else swoon to death.
1819

(Estrella brillante, si fuera constante como tú,
no en solitario esplendor colgada de lo alto de la noche
y mirando, con eternos párpados abiertos,
como de naturaleza paciente, un insomne Eremita,
las móviles aguas en su religiosa tarea
de pura ablución alrededor de tierra de humanas riberas,
o de contemplación de la recién suavemente caída máscara
de nieve de las montañas y páramos.
No, aún todavía constante, todavía inamovible,
recostada sobre el maduro corazón de mi bello amor,
para sentir para siempre su suave henchirse y caer,
despierto por siempre en una dulce inquietud
silencioso, silencioso para escuchar su tierno respirar,
y así vivir por siempre o si no, desvanecerme en la muerte.)