"En algún lugar de la biblioteca hay una página que ha sido escrita para nosotros." (ALBERTO MANGUEL)

jueves, 10 de marzo de 2011

LIBROS AL PESO




"...y su marido, después de cada ausencia traficando con animales en los pueblos vecinos, se acostumbró a traerle libros que en ocasiones compraba no por unidad sino por peso. Cinco kilos de libros. Diez kilos. Una vez llegó con veinte kilos. Y ella no dejó ni uno sin leer y de todos, sin excepción, extrajo alguna enseñanza."


(De 2666, de Roberto Bolaño)

4 comentarios:

Conchita dijo...

Al peso o al detalle, ¡siempre que se lean y no sean para adornar el salón...!

Besos para Loranca y esa profe única.

Carlota Bloom dijo...

Quijotesco se mire por donde se mire. Besos.

Más que tizas dijo...

"Los radioteatros se vendían al peso porque era una fórmula menos tramposa que la del número de páginas o de palabras, en el sentido de que era la única posible de verificar."Claro,-decía Javier-, si no hay tiempo para leerlas, menos todavía para contar todas esas palabras". LO EXCITABA LA IDEA DE UNA NOVELA DE SESENTA Y OCHO KILOS Y TREINTA GRAMOS, CUYO PRECIO, COMO EL DE LAS VACAS, LA MANTEQUILLA Y LOS HUEVOS, DETERMINABA UNA BALANZA." (La tía Julia y el escribidor Mario Vargas Llosa).

Hace unos meses encontré esta fórmula tan original para calcular el tamaño de una novela. Me encantó la idea y me fui directamente a pesarla : La tía Julia y el escribidor son ¡500 gramos!

Nos vemos mañana.

BIBLOS dijo...

¿Cómo es la cosa? Mañana me lo explicas.