"En algún lugar de la biblioteca hay una página que ha sido escrita para nosotros." (ALBERTO MANGUEL)

martes, 2 de marzo de 2010

PHILIPPE CLAUDEL

Me declaro absolutamente seducida y fascinada por la obra de este francés de Nancy (1962) que, además de escritor, ha sido docente, guionista y director de cine y ha merecido premios tan prestigiosos como el Renaudot y el Goncourt des Lycéens. Me confieso incondicionalmente entregada a una literatura humana, emotiva, terrible, cruda, triste, delicada, hermosa; a un estilo tan poético como narrativamente eficaz. Me reconozco definitivamente atrapada en las redes de este hombre que, como todo buen creador, es también un poco "tramposo".

Me sorprendió, hace algunos años, la lectura de su novela Almas grises, que me dejó un sabor agridulce por la maestría de su técnica y lo inesperado y sombrío de su desenlace. Fue todo un descubrimiento.


Me agradó comprobar que también como cineasta es capaz de hacer propuestas más interesantes que la mayoría de los directores europeos de su generación. Y disfruté enormemente del sufrimiento de Kristin Scott Thomas en Hace mucho que te quiero.


El informe de Brodeck, con toda su delicada crudeza, no hizo sino confirmar la enorme talla de este narrador de historias atroces y líricas. Su lectura fue un regalo que me hice el verano pasado, para celebrar las vacaciones y el merecido descanso después de un año de intenso trabajo.



La nieta del señor Linh -esa hermosísima novela corta o cuento largo- era mi asignatura pendiente. Hasta hoy.


Si aún no habéis tenido la oportunidad y el placer de caer en la trampa de Claudel, no retraséis más el momento de ir en busca de sus obras porque no os dejarán indiferentes. Pero tampoco me hagáis demasiado caso; no soy objetiva. Tengo el corazón encogido y un nudo en la garganta. Y una necesidad acuciante de contárselo a todo el mundo.


9 comentarios:

Carlota Bloom dijo...

Me sumo a tu fascinación. La película, aunque un poco tramposilla, es estupenda y conmovedora. Yo tengo pendiente Almas grises, y desde luego no pienso perderle la pista a Claudel. Vive la France!

Lola MU dijo...

Pues yo voy a tener que empezar por el principio porque no he leído nada suyo...todavía; seguiré vuestras sabias recomendaciones, compañeras. La película tiene también una pinta estupenda, Biblos, pero será mejor leer antes ¿verdad?

BIBLOS dijo...

Puedes empezar por donde quieras, Lola MU. Toda su obra está llena de sensibilidad y de humanidad. Lo más breve y lo menos duro (dentro de lo que cabe) es "La nieta del señor Linh". Terminé de leerla ayer y he vuelto a empezar por el principio, porque creo que es una historia que tiene dos lecturas (al menos para aquellos extraños seres que -más allá de la trama- nos interesamos por los mecanismos de la literatura). Un abrazo.

Encarna dijo...

Fascinada me he quedado con tu post. Acabo de apuntar PHILIPPE CLAUDEL en mi libreta de libros por leer. Seguro que me gustará.

biblioteca dijo...

Yo también me sumo al club de fascinadas por Claudel tanto en su faceta de escritor como en la de director de cine. En nuestra biblioteca es una apuesta segura cuando lo recomendamos.
Saludos desde Betanzos

Trapisonda dijo...

Leí hace años "Almas grises" y "La nieta de..." y recuerdo que me fascinó su cruda elegancia, su sensibilidad sin asomo de sensiblería, así como la pulcritud en la forma narrativa. En esta época de literatura de consumo, es una delicia toparse con escritores como Claudel.
No he visto la peli: me la pido!

Esther dijo...

Me apunto estas entusiastas recomendaciones, Inmaculada (no voy a cambiarte el nombre otra vez, ;))
No he leído nada de Claudel, pero confío a ciegas en tu criterio.
Tomo nota también de la película. Ahora ya solo me falta tiempo...

Ronsel dijo...

Soy una "fan" completa de este autor que me tiene fascinada. No conocía la película. Gracias

Anónimo dijo...

Con este tipo de comentarios, ¿quién puede resistirse a coger un libro?

Saludos desde el sur y mi más sincero reconocimiento y admiración