"En algún lugar de la biblioteca hay una página que ha sido escrita para nosotros." (ALBERTO MANGUEL)

domingo, 3 de abril de 2011

LA ISLA DEL TESORO, de R. L. Stevenson

Es una novela de acción, de aventuras, que cuenta una historia de ficción sobre piratas malos, héroes, barcos de piratas que buscan un tesoro. Este libro consigue que estés siempre alerta, ya que nunca sabes lo que le sucederá a su protagonista. Es una novela de intriga, misterio, emoción. Esto se consigue además de por todo lo dicho anteriormente (barcos, piratas, etc), gracias a que su protagonista es quien lo narra. De esta manera parece más real, nos mete a nosotros en los peligros y aventuras que le suceden a él.

Jim Hawkins, el protagonista, es un joven posadero que vive y trabaja con sus padres en una posada. Aunque al comienzo de la historia, se produce un hecho triste, la muerte de su padre, durante el resto del libro Jim vive las aventuras más insospechables para encontrar un tesoro.

Un día consigue el mapa del tesoro escondido en una isla y con la ayuda de otros personajes como el doctor Liversey, el caballero Trelawney (compra un barco y consigue una tripulación), el capitán Smollett, John Long Silver (pirata pata de palo), y los demás marineros y piratas van en busca del tesoro. Al llegar a la isla la tripulación del barco, se divide en dos, por un lado los piratas y por otro los leales. Para ello los piratas, quieren matar a los leales. Se producen batallas sangrientas donde muere mucha gente. Además a la hora de coger el tesoro, se dan cuenta de que donde les indicaba el mapa, el tesoro ha desaparecido. Para sorpresa de todos lo tenía Ben Jun, un pirata que dejó abandonado en la isla durante tres largos años el Capitán Flint, dueño del tesoro. Al final el tesoro lo reparten entre Silver, el doctor Liversey, el caballero Trelawney, el Capitán Smollett, y el joven Jim y vuelven a Bristol, de donde habían partido.

Lo que menos me ha gustado del libro, es que se enrolla excesivamente en la descripción de los paisajes y personajes, por ejemplo en el siguiente párrafo de la página 11: “Era un hombre alto, fuerte, grueso, de tez curtida con una coleta embreada que le caía sobre los hombros, del sucio capote azul, tenía unas manos callosas y llenas de cicatrices, y las uñas rotas y sucias, y en la mejilla la cicatriz de un sablazo, de color blanco, sucio y lívido”.

Esto ha hecho que me haya costado mucho leerlo, además utiliza en bastantes ocasiones un vocabulario difícil de entender, sobre todo en cuanto a temas marítimos, por ejemplo:

- Contramaestre: oficial que dirige la marinería de un barco.

- Bauprés: palo horizontal fijado en la proa de los barcos.

- Trinquete: vega mayor que se cruza sobre el palo de proa.

Yo cogí este libro, pensando un poco en la película de Piratas del Caribe, ya que en casa me comentaron que el libro era de ese tipo. Pero como he comentado anteriormente, me ha costado bastante leerlo, porque además lo empecé en época de exámenes y me costaba seguir el hilo.

Para mí el mensaje que quiere transmitir el protagonista, es el ansia por conseguir el tesoro, el dinero, es decir, cosas materiales, que hizo que muchas personas inocentes murieran. Además también existe por parte del protagonista una búsqueda de lo desconocido, de la ilusión por conseguir algo que no se sabe si realmente está donde indica el mapa que es el tesoro. Así el joven Jim consigue salir de su rutina diaria en la posada, con borrachos y con su madre apenada por la muerte de su padre.

También me ha gustado que entre los leales, ninguno se volviera avaricioso y repartieran entre todos el botín.

LUCÍA ORDÓÑEZ VINUESA 1º A

8 comentarios:

Alberto G. dijo...

Muy buena opinión sobre la lectura Lucía. Muy bien expresado y argumentado. Además, me ha encantado que hayas elegido todo un clásico, ya que últimamente parece que este tipo de novelas ya no están "de moda". Un saludo y enhorabuena por expresar tu opinión de una manera tan interesante.

Alberto G. dijo...

Por cierto, ¿me das permiso para incrustar en mi blog el slide de los derechos del lector? Me parecen estupendos y con unas ilustraciones muy divertidas. Además, va de perlas para mi última entrada.
Un abrazo.

Carlota Bloom dijo...

Lucía, has hecho una reseña estupenda. Cuando yo lo leí por primera vez -debía tener más o menos tu misma edad-también me pareció que había muchas palabras que no entendía, pero eso nunca me importó si era capaz de disfrutar de la historia. Como dices, es un léxico muy específico del mundo del mar, ¡y no todos somos expertos marineros, pero sí lectores capaces de acompañar a Jim en sus aventuras!

BIBLOS dijo...

Claro que sí, Alberto. Incrusta, incrusta..., sin ningún problema. Gracias por tu visita. Un abrazo.

BIBLOS dijo...

Enhorabuena, Lucía, por expresarte tan bien, por ser tan buena lectora y por no rendirte ante las dificultades. Poco a poco, te has convertido en una pieza clave de este blog. Muchísimas gracias por tu colaboración.

Virginia dijo...

Enhorabuena, Lucía. Menuda reseña tan completa que has hecho, con vocabulario y haciendo referencia a una película que está tan de moda hoy en día. ¡Sigue así!

Saludos

Silvia Gongo dijo...

Lucía, te has expresado muy bien y sobre todo se nota que has disfrutado con la lectura, por eso has sabido transmitirlo tan bien.
Enhorabuena, lo has hecho genial!

A Biblioteca do Colmeiro dijo...

Nos ha gustado mucho esta reseña, ¡Felicidades! No importa la edad que tengamos, seguramente volveremos a leerla en otro momento de nuestra vida y seguiremos disfrutando.
Un saludo desde Silleda.