"En algún lugar de la biblioteca hay una página que ha sido escrita para nosotros." (ALBERTO MANGUEL)

jueves, 25 de octubre de 2007

LA BIBLIOTECA IDEAL

MARTA MARTÍNEZ PALLARÉS, 3ºA

Aquella era la biblioteca más espectacular que había visto. Cuando entrabas por esa puerta, era como si estuvieses en otro planeta, un planeta que invitaba a la cultura, que te preguntaba: "¿quieres aprender?"
Era un sitio muy acogedor; tenía plantas desperdigadas por toda la sala, un cierto murmullo que no llegaba a ser molesto y un aroma que no sabría bien describir. También tenía unos grandes ventanales para que entrara la máxima luz natural. Todas las paredes estaban llenas de estanterías con libros para todas las edades y de todos los géneros (novela, terror, biografías, teatro...)
En unas estanterías específicas había diccionarios enciclopédicos de todas las materias, las últimas ediciones de los diccionarios de la Real Academia Española y el "María Moliner"; y, por supuesto, diccionarios de sinónimos y antónimos y de idiomas. También se encontraban en éstas los atlas geográficos, políticos e históricos.
Al fondo, bajo la luz de los ventanales, había una pequeña zona de lectura formada por un conjunto de sofás que estaban alrededor de una chimenea que se encendía en invierno.
Al lado de la zona de lectura había unos cuantos ordenadores con acceso gratuito a internet.
Junto a éstos, había unos armarios que estaban dedicados a una hemeroteca y a una videoteca, aunque eran bastante recientes.
Ya más pegado a la puerta, había dos estanterías que sólo contenían libros de otros idiomas, incluso uno escrito en chino.
Y por último, la mesa del bibliotecario, que tenía el material para el préstamo de libros, el ordenador, unos cuantos marcapáginas..., pero lo que más asombraba es que no había ningún libro para colocar, todos estaban en su sitio con estricto orden alfabético.

--------------------------------------------------------------------------------


JORGE BORJA LÓPEZ, 3º A


Mi biblioteca ideal debe ser muy grande y espaciosa, sin edificios encima ni por debajo y en un espacio soleado y luminoso.
Empezaré por la puerta, que sería amplia, con dos hojas, que no hiciese ruido y con un cartel que pusiera: "Silencio y prohibido fumar".
Luego con dos o tres zonas distintas, una para público infantil, otra para los demás y una para hacer o consultar trabajos.
Mesas amplias en estas salas, estanterías en orden alfabético, papeleras, buena luz natural y artificial, bien insonorizada, sillas cómodas dentro de lo posible, con carteles indicando los distintos géneros de los libros, etc.
La zona o sala de consulta o trabajo, con varios ordenadores (unos 15 ó 20), con unos grandes ventanales, buena ventilación. Un cartel que diga que se respete a los demás y a las instalaciones, así como los materiales.
Un lugar con colores cálidos y alegres, donde uno estuviese a gusto, en silencio, respetando y siendo respetado, un lugar para todos ameno y con calidad de libros.
También pondría cerca de la salida WC para uso público.

--------------------------------------------------------------------------------

GEMA OLIVAS MARTÍN, 3ºA

Mi biblioteca perfecta sería una biblioteca electrónica con todos los libros del mundo, con todas las ediciones en ordenadores. Al meter el nombre del autor y el título, saldrá el libro en el ordenador con las ediciones más cortas y el número de páginas al lado. También aparecerá una página con varios resúmenes incluidos.

En vez de un libro normal, te dan un aparato llamado "el libro" en que sale el texto para poder leerlo donde quieras. Y no hará falta renovar el libro en la biblioteca, con un mensaje te aumentarán el plazo de días. También podrás llevarte en "el libro" varios textos diferentes para leer. En la biblioteca se seguirá pudiendo ir a hacer trabajos, pero habrá cámaras insonorizadas para que los que estén haciendo trabajos puedan hablar sin molestar a nadie.

Y en mi nueva biblioteca el tiempo pasará mucho más despacio, así cuando salgas tendrás mucho más tiempo para hacer otras cosas. Así tardarás en hacer todos los deberes y trabajos un cuarto de hora, lo que en realidad tardarías cinco horas.

2 comentarios:

BIBLOS dijo...

¡Buen trabajo, chicos!

Anónimo dijo...

¡Qué maravilla esa biblioteca con chimenea! Desde luego, dan ganas de quedarse ahí a pasar el invierno.