"En algún lugar de la biblioteca hay una página que ha sido escrita para nosotros." (ALBERTO MANGUEL)

viernes, 3 de junio de 2016

EL ALMACÉN DE LAS PALABRAS TERRIBLES



Talia llora en el parque porque ha gritado a su madre que no la quiere y que es mejor que se vaya. Un anciano le sugiere que vaya al almacén de las palabras terribles, donde quizá encuentre una solución. Allí conoce a Pablo, un chico que se ha peleado con su mejor amigo y también busca un remedio. Unos guías les irán enseñando que las palabras pueden utilizarse como una flor o como un cuchillo. Mientras, la familia de Talia se entera de que ha sufrido un accidente en un tranvía y se encuentra en coma, al igual que otro chico. Al final, Talia cree haber aprendido y reflexionado lo suficiente como para volver con su familia. Pablo lo hará algo después. Ahora es capaz de explicarle a su madre lo que sentía. Todos intentan hablar de lo que les sucede y tratan de resolver sus problemas. 

Este es el argumento de El almacén de las palabras terribles, de Elia Barceló, el libro que han estado leyendo y sobre el que han trabajado algunos de nuestros alumnos de 2º de ESO. Su trabajo ha consistido en elegir tres palabras o expresiones de las que se arrepienten y tres palabras o expresiones que se alegran de haber dicho en su vida. Luego han escrito un texto en el que explican las razones de esa elección.